fbpx

El otoño en Cuenca está para disfrutarlo

Vamos a disfrutar de la belleza del otoño en Cuenca

Cuenca es una ciudad preciosa durante todo el año, pero hay una estación en la que está más bonita que en ningún otro momento. El otoño le sienta muy bien a la ciudad, por eso desde el blog os vamos a recomendar una pequeña ruta y a la vez alguna recomendación para sacarle aún más jugo al vuestra visita otoñal a Cuenca. ¡Vente con nosotros a Cuenca!

¿Por qué Cuenca en otoño?

Cuando acaba el verano, la frondosa naturaleza que envuelve la ciudad de Cuenca empieza a cambiar sus habituales verdes, a colores, ocres, amarillos y rojos, formando un paisaje espectacular, digno de venir a verlo y disfrutarlo.

Nosotros te vamos a enseñar una ruta fácil, comoda y que te va a encantar, perfecta si viajas con niños.

El paseo comienza en el puente de la trinidad de la ciudad, bajamos unas escaleras para acceder al sendero. Lo primero que nos encontramos es el río Huécar que termina su recorrido y se junta con su hermano mayor el Júcar.

Por la Ribera del Júcar nos vamos a ir, por un camino primero de madera y luego de arena y piedras.

El agua verde del Júcar hace de contraste con las hojas de varios tonos de amarillo que han caido de los arboles. Un espectáculo para la vista.

El paisaje que te vas a encontrar es más o menos así: A tu izquierda, el río Júcar y los chopos amarilleados, enfrente, el casco antiguo de Cuenca en todo su esplendor y a la derecha los rascacielos del barrio de San Juan. ¡Mejor imposible!

Seguimos el camino y llegamos a una pequeña cascada que vierte el agua al río Júcar; nos paramos a contemplarla y seguimos camino hasta el recreo peral, un restaurante con una comida estupenda.

En el recreo peral también podéis beber agua en la fuente del abanico, una fuente con leyenda (podéis saber de que trata en el cartel que hay cerca de la misma).

Seguimos andando hasta un puente que cruza el río Júcar; es el puente de los descalzos. Aquí nos vamos y contemplar el río desde el medio del puente, pero también las rocas de la hoz del río Júcar que empiezan a hacer acto de presencia y agrandan aún más la belleza del paisaje.

Después de disfrutar las vistas desde el puente de los descalzos, seguimos el camino de tierra y nos adentramos en el otoño puro de Cuenca.

El río, los árboles coloridos, el casco antiguo de la ciudad acompañándonos en todo momento. Un lujo para nuestros sentidos.

Cuando estemos cansados nos podemos volver hacia el punto de partida, o también si tenemos fuerzas podemos seguir y llegar hasta la fuente de Martín Alhaja, y dar la vuelta cruzando el río y llegar a Cuenca por la otra orilla hasta llegar a la iglesia de la Virgen de la Luz.

¡Te animamos a venir a Cuenca y pasear a Orillas del río Júcar!

Otras cosas que podemos hacer en Otoño en Cuenca

Como siempre os recomendamos que en Cuenca hay que estar más de un día, el paseo no va a ser suficiente para disfrutar del otoño en Cuenca. Por eso te recomendamos que cojas el coche y que te vayas a la Serranía de Cuenca, que está al lado de la ciudad, que disfrutes del paisaje espectacular y colorido del otoño serrano, que si tienes suerte, escuches la berrea de los ciervos, visites parajes como el parque cinegético del Hosquillo y recojas setas, si sabes identificarlas, claro está.

 

¡Cuenca te espera en otoño!

 

Últimas entradas

Comentarios(0)

Deja un comentario

Identifícate para comentar: